Trabaja con Nosotros   |   Valores   |   Red Dianova   |   SiteMap   |   Contacto
Inicio Qué hacemos Familias Mediación familiar

Mediación familiar

El punto de mediación familiar es un espacio neutral, de intervención temporal e integral, donde se ofrece atención a los conflictos entre los miembros de una familia o grupo de convivencia. 

Los servicios que ofrece Dianova están dirigidos a familias en situación de conflicto que deciden voluntariamente iniciar un proceso de mediación para perseguir la solución extra judicial de los problemas,  precisando del asesoramiento de profesionales cualificados para posibilitar vías de diálogo y la puesta en común del acuerdo. 

Los objetivos del punto de mediación familiar son: 

Prevenir, disminuir o resolver los conflictos familiares, exista o no un proceso judicial. 

- Encontrar soluciones pacíficas y extrajudiciales a las tensiones o conflictos familiares desde el diálogo y el acuerdo en común, en un espacio neutral e imparcial, de escucha, respeto y compromiso. 

Cambiar la concepción negativa del conflicto como elemento de enfrentamiento hacia una visión positiva y necesaria en la convivencia de las personas, otorgando a las personas la responsabilidad y el protagonismo en la solución, así como habilidades de resolución de conflictos. 

La metodología de trabajo de Dianova en los puntos de mediación familiar contempla una serie de principios que suponen la base de todas las acciones realizadas en sus dispositivos. Dichos principios son:

Contención, que es metodológica y no estructural, y se basa en crear un ambiente acogedor, cercano y flexible en el cual la persona se sienta respetada y apoyada en su proceso de cambio y evolución. 

Equipo profesional cercano e interdisciplinar,  en el que la persona ha de poder encontrar en el referente profesional que le rodea la confianza y seguridad emocional necesarias para ser ayudado/a. El compromiso del equipo favorece una predisposición al cambio y al aprendizaje. La integralidad y equilibrio en la búsqueda de soluciones viene garantizada por la complementación e intercambio de las diferentes especialidades profesionales

Fundamentación, de tal manera que el desarrollo de las actuaciones de los profesionales se base en principios teóricos y prácticos de la intervención recogidos en fuentes bibliográficas e investigaciones. 

Individualización, que implica trabajar la dimensión personal-individual. Las respuestas psicoeducativas han de estar adaptadas a las características, intereses y necesidades de cada persona, ayudándola a desarrollar sus capacidades y aptitudes.

Integralidad, para lo que es preciso enfocar el proceso terapéutico de tal manera que aborde el conjunto de las problemáticas y potencialidades de la persona desde un enfoque biopsicosocial tanto en el ámbito educativo como terapéutico.

Entre otros podrán someterse a mediación:

- Los conflictos originados en las situaciones de ruptura de pareja, entre los que se comprenden los derivados de la ejecución de las medidas judiciales adoptadas en los procedimientos de separación, divorcio o nulidad y aquellos otros originados por el cambio de circunstancias sobrevenido en los acuerdos aprobados: funciones parentales, regímenes de visitas, reparto de bienes comunes, etc.

- Los conflictos entre progenitores y su descendencia, sea biológica o en situación de adopción o acogimiento, o entre hijos.

- Los conflictos surgidos cuando los progenitores impidan a los abuelos mantener relaciones normalizadas con sus nietos.

- Los conflictos existentes entre las personas destinatarias de mediación familiar por causa de herencias o sucesiones o derivados de negocios familiares.


                     

En dianova utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web, para saber más respecto al uso que hacemos de ellas Para saber más acerca de las cookies que usamos y como eliminarlas, vea nuestra política.

  Yo acepto las cookies de esta web.